24.4.06

Las ratas también piensan


Al fin lunes la reconferencia. Los fines de semana me están haciendo mierda. No porque sea una bestia salidora, todo lo contrario. Soy muy casero. Pero los fines de semana te obligan a pensar, hay un tiempito extra que uno no sabe en que ocupar… y ahí es cuando ocurre la tragedia. Se me ocurre pensar en la vida, en mi vida, en la vida de otros. Una cagada porque si bien no soy una persona lógica o cuadrada (SABES QUE NO SOY ASÍ), si soy de razonar todas las cosas que hago digo o pienso. Y ese es el problema, razonar de más cosas que quizás no deberían ser tan razonadas, para terminar cometiendo el mismo o pero error que si no hubiera pensado nada. Es frustrante eso.

Sin embargo a no temer, gente que lee (los uno o dos que habrá del otro lado), no voy a dejar que mis razón domine mi idiotez. A partir de ahora tengo muchos parciales por delante (sin mencionar que posiblemente tenga un recupertorio) por lo que me voy a salvar de tener tiempo extra. De hecho me va a faltar el tiempo. Quizás así me pueda no quemar la cabeza con problemas que no puedo solucionar y están muy por fuera de mi campo de acción. Es horrible no tener opciones para hacer lo que uno de verdad quiere hacer.

Cosa curiosa, también, lo que me paso ayer. Me junté con unos pibes con los que iba a la secundaria. Comimos pizza, tomamos una cerveza y enfilamos para plaza serrano a ver si la noche ameritaba algo más. Como estaba medio lenta, decidimos entrar a un bolichito a tomar un cafecito y terminar la historia. Nos sentamos en una mesa que daba a un ventanal, linda ubicación, se podía ver toda la plaza, la poca gente que iba y venía. Sentados, esperamos 30 minutos que nos atendieron (el problema de portar rostro). Cuando finalmente se nos atendió pedimos tres cortados. Nada para picar ni para beber, puesto que como les dije, yo y los pibes estábamos medio cansados de tanto nada. La ubicación era bastante buena, detrás nuestro (detrás mío mas exactamente) estaba una tarima con un piano que nadie tocaba. Hablamos de muchas boludeces mientras esperábamos el café… hasta que en un momento un de los pibes me dice: - “Una sombra esta bajando por la columna detrás de ti” a lo que el otro agrega –“Es una rata boludo”.

CHAN

Yo ni por enterado, los mande muy diplomáticamente a callar –“Cállense manga de desfachatados, cagones y mentirosos, antes que creerles a ustedes me tiro de un quinto piso”. Terminando mi frase escucho un chirrido.

CHAN

Por motivos de seguridad (y de cagaso de mis acompañantes) nos sentamos en una mesa contigua (adiós a mi vista). Extrañado el mozo nos pregunta el motivo, a lo que yo apurado le digo –“Flaco, nos movimos porque acá hay ratas que se te tiran a la cabeza”. Se habrá creído que era una broma porque gesticulo una risa. Seguimos con nuestros cortados, hablando boludeces un rato más. Obvio comentando sobre la supuesta rata, riéndonos cada vez más fuerte. En eso veo movimiento en la caja… y veo como el mozo trae con el a un gato. Si tenia yo alguna duda sobre si habían visto una rata o no detrás mío, la actitud del mozo ya me dijo todo lo que necesitaba: en el local HAY ratas. Nos cagamos de risa otro rato largo de la actitud del tipo. Hasta que en un momento veo la cara de uno de mis drugos (recuerden, yo siempre de espaldas a la acción estaba) que rápidamente se transformó en una expresión de asco inusual, adquiriendo unas tonalidades realmente novedosas para mi. Curiosamente al mismo tiempo se agarraba la zona pélvica y comenzó a repetir –“La rata” varias veces. Me doy vuelta y efectivamente lectores. La rata. La rata estaba subiendo y bajando de la columna como si fuera su casa (efectivamente era su casa). Yo entre a cagarme de risa (nunca me había pasado de ver una rata en un boliche mientras tomo café) muy fuerte y los tres comenzamos a comentar, otra vez, cada vez mas fuerte, el incidente con la rata. Otra vez volvió el mozo y esta vez preguntó si la rata era muy grande (jajajaja, esto es genial, que el mozo pregunte se la rata era muy grande, jajajaja), pregunta a la que obviamente respondí con una mentira entre risas: le dije “Chabón, la rata es como tu brazo mas o menos”. La cara del tipo fue de espanto. Obviamente para este punto la situación no tenia vuelta atrás y los dueños vieron que nuestros comentarios (entre carcajadas de asco) corrían gente, y corrían plata. Así que nos trajeron la cuenta (por supuesto muy amablemente) (lastima que en el lugar amable había ratas) y la pagamos riéndonos de la rata, del boliche y del mozo. Dijo el mozo al momento de cobrar –“Es que chicos, esto es Palermo, hay ratas en todos lados por acá”. Nuestra cara fue de: “¿¡¿¡EEEEHHH?!?!? ¿Ese es tu argumento justificación para tener ratas?”. JajAJajJAJajAJa.

En fin, eso me paso anoche. Una mierda que tengan ratas en el bolichito ese (igual me cague de risa). No les digo en cual así lo buscan.

CAZADOR

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajajajaja

De terror.....tengo fobia a las ratas; Yo, en tu lugra,mandaba al diablo a todo el mundo y no pagaba la cuenta.



Eli

Princess of darkness dijo...

jaja, todavia no puedo creer que lei todo lo que escribiste!,pero bueno..de vez en cuando viene bien intoxicarse con tus mugres.
Dos cosas,a mi me pasa lo mismo...cuando tengo demasiado tiempo para "pensar"(dudo mucho q lo q haga yo se reduzca a pensar,pensar..pero buehh), doy vuelta las cosas y las situaciones hasta el hasrtazgo...hasta q en mi atormentada cabeza..dice..buen...mira...si cruzas este umbral...fijate,..puede no haber vuelta atras...ahi...me doy la cabeza contra la pared 15 veces y dejo de pensar :).
Y lo de las ratas!!!!..para mi que cuando el mozo, te sonrio...la primera vez q le dijiste,"hay una rata", el tipo habra pensado :"ahh..si..es juanita" jaja.
Yo, no hubiese pagado!!!.

Cazador dijo...

bueno, pague por los siguientes motivos:

1) me cague de risa con mis drugos

2) me cague de risa de la rata, del local y del mozo

3) las dos anteriores, en la cara del mozo y de los asistentes, cada vez mas fuerte y cada vez mas ofensivo

4) y porq me siento obligado a pagar mis deudas (de pelotudo por ahi, pero bueno, tengo q pagar)

5) no se me ocurrio no pagar realmente, sino por ahi lo hacia

Wally dijo...

Hola Dago muy bueno esto, no paro de reirme cuando me acuerdo lo que nos pasó una noche, ya nosotros sabemos que los boliches de palermo no tienen nada que envidiarle a los de retiro. Por Dios tendrias que haber tirado una pista de cual era así los lectores huían y no simplemente pagaban la cuenta felices, como los tres nardos que fuimos. Pero es tu nota y voy a omitirlo pero se merece la mejor de las criticas, yo le doy categoria 2 maru botanas y 1 mirtha legrand. (teniendo en cuenta que mi calificacion va de 1 a 10 en ambas categorias)Te envio neuvamente saludos y espero que sigas estropeandonos la salud, igual no hay nada mucho mejor que leer en la fucking web...