29.2.08

¡Volvieron!



Fue una semana movida, supongo. Fui a ver a Deep Purple en el Luna, en el laburo casi se va todo al joraca, volvieron mi hermana y mi vieja de misiones y me comprometí (?).

No me gusta hacer de reviews de recitales porque me cuesta ser objetivo. Y no voy a descubrir nada hablando bien de Deep Purple. Si puedo decir que dieron un recital de la re puta madre y la banda suena (todavía) como si fueran todos unos pibes, muy aceitada. Me permito recordar tan solo dos cosas: primero Don Airey tocando Adiós Nonino de Piazzolla y segundo la mezcla de generaciones. Loco, una masa ver a todos juntos pibes de no mas de 15 años y viejos de 50. Incluso algún que otro vejete pogeando fue algo que llamó la atención. Si bien es verdad que siempre hay gente grande en los recitales, a ver a Purple fueron personas de casi todas las generaciones. Muy groso.

Las extrañaba. Que gay.

Al fin voy a comer como la gente =)

22.2.08

Ai lob iu

Cyanide and Happiness, a daily webcomic

El comic elegido de la semana... ¿hay un comic elegido de la semana...? ¿y porque no?.

Si bien ya paso San Valentín, cuando lo vi me cague de risa por lo altamente ácido, verídico y apropiado.

20.2.08

Te cabe ¡HDP!

Ayer estuve melancólico durante las horas laborales. Una mierda. Porque tampoco sabía muy bien "el porque" de mi melancolía. Pueden ser mis fracasos en los emprendimientos. Pueden ser mis fracasos con las minas. Pueden ser mis fracasos en general con la vida. Pero la verdad es que no es así, ya que no tengo tantos fracasos como para llevarlos cual insignias (?). ¿Entonces? ¿Que me queda?

No puedo dejar pasar como me extrañó que haya gente que en estos meses me haya dicho cosas como “che, ¿y tu blog?” o “escribí jeropa”. Cabe.

Putos zapatos. Desde que comenzó el año laboral estuve yendo a trabajar con unas zapatillas newbalance (la marca no es importante, no me pagan nada). La decisión la tomé después de darme cuenta de que los zapatos que tengo son una mierda. Me apretan, me impiden caminar y como novedad reciente, me provocan un dolor en la pierna derecha. Una mierda.
Ayer, en un acto de arrojo o distracción –vaya uno a saber cual-, decidí usar los zapatos otra vez... y los síntomas volvieron. Llegaron las doce del medio día y no aguante más, fui a una zapatería cerca de tribunales y estuve fácilmente cuarenta minutos probándome zapatos negros. "Un número más" "¿Lo tenes con cordones?" "El de la vidriera no lo había visto" "¿Donde quedo el que no tiene cordones?" “Un número menos, creo”.
Más por cansancio que por decisión, termino por elegir un par.

Hoy lo estoy usando. Y me apreta el pie izquierdo.