12.2.07

Pero no

En menos de un año en mi familia tuvimos que “bancarnos” la muerte de tres familiares.

Ayer “paso a mejor vida” mi tío Ricardo. Antes de él, fue mi tatarabuelo Miño. Y en febrero de 2006 mi tío Rodolfo.

Son situaciones extrañas, te consumen sicológicamente, te duele por la persona que no está mas, pero mas me duele por las personas que quedaron. Me partió el corazón ver a mi vieja y a mi abuela llorando desconsoladamente por mi tío hace un año, de la misma manera que “ver” mi prima hoy llorar por su padre. Mucho no puedo hacer, y eso me jode en exceso. De hecho, nada puedo hacer, más que unas palabras –inútiles- de consuelo.

Caigo ahora en cuenta de que mientras fui un pibe no me toco vivir esto. La gente no se moría, éramos todos “eternos”, nadie dejaba de estar, al menos potencialmente. Veintidós años pasaron sin que tenga que preocuparme por la muerte de un familiar.

Es raro como se da todo, los doctores, las internas de la familia, los recuerdos, los podría, debería… ¿De quién es la culpa?

Me gustaría creer en este momento en las ideas religiosas del mas allá –sea la religión que sea-. Pero no.

Me jode demasiado ver mal a la gente que quiero.

Me gustaría ser más útil.

Pero no.

No hay comentarios.: